Archive for 17/02/09

“EL DEBATE DEL SEVILLISMO”

17 febrero 2009

Por todos es conocido el super rentable espacio que se emite, en SFC Televisión, los lunes por la noche, dentro del programa “La Bombonera”, que suele repasar la jornada inmediatamente anterior en todo lo que al Sevilla FC y al Sevilla Atlético, a veces, se refiere, y de todos es sabido que cuando se juega al “trenecito” lo que empezó siendo una cosa termina por ser otra y así es como se manipulan las palabras, en concreto y que son las que nos atañen en este artículo, las del señor Jaramago de ayer en Tertulia Abierta. El programa de La Bombonera, por cierto, es muy entretenido, muy bien conducido por su presentador José Miguel Muñoz y con voces muy sensatas y cerebros muy válidos como los de Giulio Guerrera, Juan Manuel Escobar y el ahora ausente Nacho Mateos. Por cierto, vaya por delante mi pesar y mi dolor por su enfrentamiento y ahora, según me cuentan, seria enemistad. Quiero hacer constar, desde este blog, mi dolor por dicho incidente que ha traído, como consecuencia, (no voy a entrar en si acertada o no), la marcha del programa del contertulio Nacho, la cual espero y deseo sea temporal.

Pues bien, dicho esto, quisiera entrar a valorar la reflexión que el señor, con mayúsculas, Antonio Jaramago hizo en el programa “Tertulia Abierta” con Javi Padilla frente al otro contertulio participante.

Hubo un momento en que Antonio expresó un pensamiento y una opinión sobre El Debate del Sevillismo, diciendo y queriendo decir (lo digo para los que no quieren entenderlo o comprenderlo) que aunque el programa fuera rentable (gracias a Manolo Vizcaíno, que ha hecho una gestión encomiable dentro del club, sobre todo en lo que se refiere a los medios de comunicación) , cosa de la que se alegraba, había que tener en cuenta la perspectiva deportiva y las opiniones que se vertían en el programa. En este sentido, comentaba Antonio Jaramago, que en la mesa había división de opiniones pero que éstas se radicalizaban y esa división, teniendo en cuenta la audiencia del programa, que surgía en la mesa se trasladaba a los teleespectadores, de ahí a la calle y de la calle a la grada y que esto era dañino para el club y para el propio sevillismo, que no era bueno que hubiese división en el propio Sánchez-Pizjuán.

Esto fue, en resumidas cuentas, lo que quiso decir y lo expresó con bastante acierto. Desde luego, cuánta verdad hay en aquella frase de “la verdad es fácil de entender, excepto por quienes se niegan a ello”. Sin embargo, hay quien no quiere entender y al señor Jaramago se le criticó, manipuló, satanizó y se le faltó al respeto desde el momento y hora en que se manipularon sus palabras y se le dió la vuelta a lo que pretendió decir y en definitiva a lo que, en realidad, dijo en el debate del sevillismo.

Pero lo peligroso de esto es que no solamente se le trató injustamente durante la emisión del programa, máxime cuando no tenía la posibilidad de defenderse, sino que en la calle he podido escuchar las mismas lindezas y gilipolleces sobre Antonio, todo ello debido a lo que, precisamente, criticaba Jaramago en el sentido de que había que tener mucho tacto y cuidado con lo que se decía y hablaba en televisión, en este caso la sevillista, pues ésta tiene el poder de hundir al que tiene razón y ensalzar o encumbrar a quienes no tienen ni un gramo de compostura, educación ni cerebro.

Vaya desde aquí mi más sincero y sevillista abrazo para el SEÑOR Jaramago y hacer constar que ese tipo de sevillista es el que quiero yo en mi club y que gente como él, con esa y otras formas de hacer Sevillismo, son las que nos hacen amar a este club y sentirnos orgullosos de la gente que en él habita y salir siempre airosos de los momentos bajos en los que antaño nos tocó vivir y reforzarnos en los altos como los que hoy, afortunadamente y gracias a este Consejo, tenemos la dicha de vivir.