Archive for 12/03/09

“REBELION EN LA CHARCA”

12 marzo 2009

En la charca del señor Webmaster, donde todos eran sevillistas, algunos foreros no estaban contentos con su tipo de vida y planeaban una rebelión encabezada por los moderadores.

Una día ya hartos de que el foro se les estuviera yendo de las manos como si de su cortijo particular se tratase, éstos se levantaron en armas echando a los que ellos consideraban oficialistas o a cualquiera que se opusiera a sus pensamientos, adueñándose así de la charca. El resto de los sevillistas intentaron recuperar su derecho a participar pero los habitantes de la charca repelieron el ataque.

Hicieron una serie de mandamientos, los cuales eran absolutamente inviolables y los moderadores, poco a poco, tomaron posiciones consiguiendo administrar todo mientras que el resto de los sevillistas opinaban creyendo estar en un foro libre e igualitario.El levantamiento había sido un éxito y tenían planes de futuro: aprender a respetar, no insultar y permitir cualquier opinión siempre que imperara la educación.
Los mandamientos se escribieron en una pared y fueron estos:

– Primer mandamiento: No se permitirá ningún insulto.

– Segundo mandamiento: No se permitirán peleas o amenazas entre foreros.

– Tercer mandamiento: Habrá libertad de expresión.

– Cuarto mandamiento: Habrá libertad de pensamiento.

-Quinto y supremo mandamiento: Todos los sevillistas son iguales.

Pero los moderadores se adueñaron de la charca y con la ayuda de sus perros consiguieron expulsar a todo el que osara contravenir sus intereses. Poco a poco los moderadores iban consiguiendo respeto dentro de la charca haciendo correr el rumor de que todos eran el enemigo excepto ellos mismos. Creando una élite.

Los moderadores y sus perros desobedecían cada vez más los mandamientos en los que se basaba su “sociedad” y vivían mejor que los demás y en el anonimato poniendo la excusa de que ellos debían cuidarse para poder llevar el gobierno y la administración de la charca de una manera más eficiente.

El resto de los foreros-sevillistas veían como, paulatinamente se iban inclumpliendo los mandamientos bajo los que se regía la charca y al ver, de esta manera, que no se hacía caso del primer mandamiento acudieron todos a la pared donde estaban escritos y pudieron leer:

– Primer mandamiento: “No se permitirá ningún insulto, excepto contra Presidente, Consejeros, cuerpo técnico, entrenador y jugadores del Sevilla F.C.”.

A pesar de ello, los sevillistas marginados siguieron participando pero, al poco tiempo, observando que se incumplía el segundo mandamiento, acudieron de nuevo a la pared y pudieron leer:

– Segundo mandamiento: “No se permitirán peleas o amenazas entre foreros, a menos que sea un forero con privilegios amenazando a un novato”.

A pesar del segundo mandamiento inclumplido, los sevillistas siguieron escribiendo y expresando sus ideas, pero también se hizo caso omiso del tercero. Se acercaron a leer de nuevo a la pared y vieron:

– Tercer mandamiento: “Habrá libertad de expresión, pero sin pasarse”.

Atónitos ante la situación vivieron de nuevo el incumplimiento del cuarto mandamiento y en la pared había cambiado el mandamiento original:

– Cuarto mandamiento: “Habrá libertad de pensamiento, siempre que pienses como los moderadores o sus perros”.

Y finalmente, intentando agarrarse al último y supremo mandamiento que imperaba en la charca, vieron como había cambiado también el mandamiento supremo y pudieron leer en la pared:

Quinto y supremo mandamiento: “TODOS LOS SEVILLISTAS SON IGUALES, PERO ALGUNOS SEVILLISTAS SON MAS IGUALES QUE OTROS”.