Archive for 27/04/09

El desahogo de los frustrados

27 abril 2009

COLABORACION DE RABIOSO

El desahogo de los frustrados.
====================

Desde hace un par de semanas soy presa de un estado de irascibilidad que me sorprende pero que cada hora que pasa aumenta en sus decisiones y en sus juicios.

No soy un tipo que presuma de entendimiento supino de fútbol ni de una inteligencia extrema, sin duda, que esta característica no estuvo en mi preconfiguración como persona, pero esta condición la combato con esfuerzo e investigación, lectura y razonamiento, empatía y humildad.

Estoy convenciéndome o estoy tratando de no hacerlo (aun no sé cuál de las dos cosas) de que algunos compañeros de este camino llamado sevillismo debo dejarlos en el olvido y que conste que me duele en el alma decir esto pero una persona que no tiene un mínimo de juicio objetivo, de memoria histórica y de amor incondicional a los colores blanco y rojo (y tuvo la posibilidad de acceso a ello y la suficiente alimentación en su niñez como para poder pensar), un mínimo de interés por la historia (de esa que encima se jactan de NO CONOCER ), un mínimo de humildad ante su propia ignorancia (y esto es lo más difícil porque hoy en día algunos personajes consumen prensa, radio, televisión y partidos en la grada y se creen que saben algo) y un mínimo de respeto por el pensamiento ajeno (el de los sevillistas incondicionales) y por quiénes llevan el club con trabajo, esfuerzo, responsabilidad y profesionalidad no tiene nada, pero nada que hacer conmigo y no lo digo como chulería ni prepotencia sino que simplemente estamos en las antípodas en lo que al club y al Sevillismo se refiere.

Cuando a una de estas personas se le explica que los juicios hay que hacerlos al final de temporada y no partido a partido (pues la liga es muy larga y puede pasar cualquier cosa) y no asumen que hay que esperar al último pitido del último partido de la temporada y las lenguas de fuego escupen lava incandescente diariamente, yo ya no sé qué argumento emplear. Lo que sí tengo claro es que lo que ayer sucedió (durante y tras el partido) no es la mejor forma de ayudar al equipo, sin contar con que los dardos van siempre dirigidos al mismo blanco. Y es que cuando se ha incubado la animadversión hacia Manolo Jiménez (no olvidemos que siempre con la segunda intención de hacer daño al Consejo, al Presidente y a su proyecto) ésta brota en cuanto llegan los resultados adversos; también se le puede aplaudir cuando lo hace bien.

Resulta muy curiosa la forma que cierta parte del Sevillismo emplea para, según ellos, ayudar a su equipo. No olvidemos que este mismo sector de la afición fue la que “echó” a Manolo Cardo alegando que era “de pueblo”, que no sabía hablar y que al Sevilla FC le hacía falta otra “cosita” en el banquillo. Y esto ocurrió tras 4 buenas temporadas con 2 clasificaciones consecutivas para UEFA que, en aquellos años, fue un hito en el Sevillismo. Y no olvidemos que este mismo sector de la afición le pitará al próximo entrenador, sea quién sea, en cuanto no lleguen los resultados.

Ilustrativas fueron las palabras de cierto tertuliano, asiduo de Tertulia Abierta, que ante la pregunta de a quién se traería de entrenador en sustitución de Jiménez llegó a responder que “cualquiera de los de la casa” entre los que nombró cuatro o cinco entre los que pude escuchar los de Antonio Alvarez, Ruda o entrenadores cuyo juego era “de ataque” como eran los casos de Francisco López Alfaro, Mariano Pulido o el mismo Julián Rubio, lo cual demuestra que en esa parte de la afición existe una inquina hacia Jiménez difícil de describir a la vez que mucha nostalgia por el juego desarrollado por el Sevilla que nos trajo los títulos, nostalgia compartida por todos pero como dijo Juan Manuel Escobar “para que esto se repitiera se tendrían que dar una serie de circunstancias excepcionales que son muy difíciles de repetir”, aunque no imposible.

Cuando se le explica que cuide sus improperios contra el entrenador o hacia los jugadores porque a éstos, más que ayudarlos, los merma en su ánimo y en su rendimiento en el campo y él dice que no, que porque él paga hace lo que quiere, yo no tengo más remedio que pensar que más que socio o sevillista lo que se siente es cliente, que reclama una compensación por lo que pagó y no recibió.

Cuando criticar y gritar más que los demás es una supuesta valoración de la inteligencia o del sevillismo de uno, yo digo:

Ojalá que en el Sevillismo se acaben estos pitadores que creen saber algo y empecemos a tener una conciencia social y deportiva que es lo único que nos salvará como sevillistas.

Gracias a esta gente el ambiente, el ánimo y la ilusión en nuestro equipo está como está y no puedo permitir que se siente en mi mesa o viceversa y hacer como si nada, porque sería como hacerme el “boludo” durante la dictadura militar argentina sabiendo que enfrente de mi casa hay un centro clandestino de tortura, porque sería como decirle al hambriento que la culpa es suya porque no quiere trabajar, porque sería como tener un padre que se dedica a poner bombas y yo dedicarme a practicar la caridad con los tullidos.

Necesitaba decir esto.

UN ABRAZO RABIOSO a los sevillistas que dan la cara.