SEVILLA FC 3 – MALLORCA 1

ESCUDO OFICIAL SEVILLA FCESCUDO MALLORCA

Mañana sábado a las 20.00 horas y con arbitraje del sospechosísimo Miguel Angel Pérez Lasa, el equipo más grande y laureado de Andalucía de todos los tiempos se enfrenta al Mallorca de Gregorio Manzano, un entrenado y un equipo que, en las últimas temporadas, nos tienen tomada la medida.

PÉREZ LASA , MIGUEL ÁNGEL
Nacimiento: Andoain, 31/10/67
Colegio: Vasco
Profesión: Delegado
Debut en Primera: 07/09/1997,
(Zaragoza 3- Oviedo 3)
Temporadas en 1ª: 11. Partidos en 1ª:  181
Internacional:
Media de tarjetas:

  • Amarillas: 5,86
  • Rojas:  0,45

PEREZ LASA


5 comentarios to “SEVILLA FC 3 – MALLORCA 1”

  1. Jose M. Ariza Says:

    Saludos.

    Es difícil sustraerse a la teoría de la confabulación, de la persecución, porque son demasiadas coincidencias, sobradas pruebas de que alguien está tratando de torpedear nuestro proyecto.

    En su momento escribí que los dos muy grandes, copando la cima en cómodas atalayas, no van a permitir un tercero en discordia, el elemento que les recorte poder y les obligue a restringir sus amplios espacios.

    Y para ello, usarán todas las armas que poseen: Federación, Medios y Arbitros.

    No puede ser de otra forma porque uno tras otro, partido tras partido, unos cuantos elementos manifiestamente hostiles, nos son asignados para arbitrar contra nosotros.

    ¿A cambio de qué?

    ¿Qué precio y quién lo paga?

    ¿Porqué no escucho una sola voz desde nuestra Directiva contra la avalancha de energúmenos que, pasando por colegiados de futbol, se dedican a diezmar nuestras filas?

    Cualquier día y ojalá no ocurra, una botella acertará de lleno en algún podrido cerebro y de manera inmediata, nos convertiremos en salvajes y animales.

    ¿Quién votó a Villar el año pasado?

    Cuidaros.

  2. Michelangelo Says:

    ¡¡¡ Ariza déjate de paranoias y a por la VICTORIA ¡¡¡

    ¡¡¡ Un abrazo para ti y otro para el Flautista ¡¡¡

    ___________________________________________________________

    Y otro para usted, señor Michelangelo. Le doy la bienvenida, por ser usted nuevo aquí y le emplazo a que sea usted un visitante asiduo en este blog.

    El Flautista de Hamelín.

  3. Gol Sur, Tribuna Alta Says:

    Perdón por mi ignorancia, pero la verdad es que no tengo ni idea de en qué consiste la profesión de delegado…

  4. MAGASE Says:

    partido dificil y complicado si salimos despistados,el mallorca ya no se juega nada(cuidado con esto),el arbitro tal vez si,pero el fútbol debe de hacer justicia este año con nuestro sevilla y el tercer puesto es nuestro si o si,garra y actitud ante estos cuatro ultimos choques y dios reparta suerte,que la suerte tambien cuenta,un abrazo.

  5. KINUT Says:

    10 de MAYO.
    Nos encontrábamos, mi hermano y yo, en el vestíbulo del aeropuerto de Eindhoven. Había cientos y cientos de personas, hacinadas en un espacio muy reducido, con el objeto de atravesar una pequeña puerta, defendida ferozmente por la policía holandesa, que nos condujera a la zona de embarque.
    No podíamos movernos en ninguna dirección. Los pies ni siquiera nos llegaban al suelo.
    Estábamos absolutamente agotados físicamente, y mentalmente exhaustos. Muchas y muy intensas habían sido las emociones, de todo tipo, que habíamos experimentado en poco más de veinticuatro horas.
    Allí estábamos, a pocos metros de esa puerta que nos devolvería de camino a Sevilla. Pocos metros que aún tardaríamos varias horas en recorrer.
    Mientras tanto, mi cabeza iba y venía de un lugar a otro: el aeropuerto de Sevilla, el de Eindhoven, la plaza Market, el Phillips Stadium…
    Entonces, me di cuenta que a mi derecha, a un metro de nosotros, estaba Francisco. Francisco Javier López Alfaro, el “niño sabio de Osuna”, uno de aquellos grandes jugadores de mi adolescencia y primera juventud.
    Aquel encuentro dio rienda suelta a mi imaginación, que voló por La Romareda el día en que Francisco debutó en primera división, de la mano de Manolo Cardo, que también debutaba, con aquella victoria 1-4 con cuatro goles de Pintinho. Seguidamente vi el gol de cabeza que le marcó a aquel gran Kaisesrlautern, el 1-0 que nos abrió la puerta a la esperanza (puerta que nos cerraron los alemanes en la vuelta con un rotundo 4-0). Lo vi siendo internacional, titular en la final del Parque de los Príncipes en el campeonato de Europa de Francia en 1984 y en el mundial de México en 1986. Recordé, cómo no, el famoso gol del “tejerazo” en Heliópolis.
    En ese momento pensé qué hubiera ocurrido si Francisco hubiera nacido veinte años después y hubiera tenido la oportunidad de jugar en el equipo actual, este que nos acababa de catapultar hasta la gloria.
    Mi imaginación comenzó a mezclar épocas, jugadores y equipos, y así fue como pude visualizar nítidamente un cambio de juego (cambio de orientación dicen ahora los entendidos) del ursaonense al pie de Daniel Alves. O un pase al hueco de Francisco a Jesús Navas. O un pase magistral del fino centrocampista, trazado milimétricamente con escuadra y cartabón, para dejar mano a mano con el portero a Luis Fabiano o a Kanouté.
    Fue entonces cuando pensé en “mi equipo” de primeros de los ochenta, el único que sé recitar de memoria, a saber: Buyo; Nimo, Serna, Álvarez, Sanjosé; Francisco, J.Carlos, Pintinho; López , Magdaleno y Santi. Aquel equipo en el que también jugaban Blanco, Montero, Ruda, Moisés, J.Luis, etc…, y me pregunté qué habría sido de este equipo, que jugaba al fútbol como los ángeles, de haber tenido a los delanteros actuales, a esos dos “cracks” mundiales que son Luis Fabiano y Kanouté. O a Davor Suker. O a Anton Polster.
    Y me acordé de “mi primer” equipo, el del 75, en el que jugaban Paco, Hita, Rivas, Gallego, Jaén, Blanco, Rubio, Lora, Biri-Biri, etc…Y por imaginar, imaginé equipos que nunca había visto, pero que conocía perfectamente, porque eran los equipos de los años 50 y 60, de mi padre y mi padrino, que están en el tercer anillo, y de los que tanto me habían hablado. Aquellos equipos compuestos por auténticas leyendas como Arza, Busto, Campanal, Achúcarro, Diéguez, Doménech, Araújo, Guillamón, Ruiz Sosa, etc…
    Y por un momento creí ver a los “stuka”, y a la “línea del miedo”, y a la “delantera de cristal”…
    Y también me acordé de los equipos de aquella tristísima segunda mitad de la década de los 90, porque aquellos equipos también eran mis equipos.
    De repente, mi mente volvió de su viaje y observé como Francisco ya no estaba. Había conseguido alcanzar la puerta por la que se accedía a la zona de embarque. A nosotros, a pesar de encontrarnos a unos escasos tres o cuatro metros de dicha puerta, aún nos quedaba un buen rato para poder llegar hasta ella.
    Pero nos daba igual, estábamos felices, como en éxtasis. Nunca jamás antes había disfrutado tanto con mi Sevilla como aquella noche mágica del 10 de Mayo en Eindhoven.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: