Lavado de imagen: Nunca el juego sucio tuvo la cara tan limpia

Costosas y complejas campañas de lavado de imagen en TV, radio y periódicos afines a eso que se llama “madridismo” se lanzan como si de una catapulta se tratase cuando algún jugador de la galaxia blanca le hace una caricia a otro que no tenga nada que ver con lo blanco. Hoy es Cristiano, como ayer lo fueron Pepe, Diarrá, Figo, etc, pero cada vez que nos topamos con un caso similar las campañas de lavado de imagen del jugador y de cerebro al espectador se lanzan durante todas las horas del día y hasta que el Comité, que debe decidir su sanción, se pronuncie. Sus protagonistas, (los de las campañas de imagen) que siempre son los mismos, intentan así preservar y amplían sus áreas de influencia, presentándose ante el público como protectores de un alma cándida que no quiso hacer lo que hizo, pero lo hizo, que fue sin intención, pero lo hizo, que rápidamente pidió perdón al dañado, pero lo hizo, y lo malo es que, a lo mejor, ni siquiera lo hizo por propia iniciativa sino “mandado” por otros (lo de pedir perdón, quiero decir), es decir, por sus “papás”.

A través del lavado de imagen, las fuerzas económicas y mediáticas del merenguismo (por la cuenta que les trae, porque todos comen de la misma olla), responsable de la mayor parte y del mayor número de lesionados de otros equipos, abrazan la causa del fair play, del juego limpio y hasta de la santidad en el fútbol, siempre que los santos vistan de blanco y jueguen en ese club de la capital de España de jugadores tan modélicos, y se apropia de la verdad absoluta que, curiosamente, siempre cae del mismo lado.

El objetivo real: convencer al público de que son benefactores y protectores del juego limpio y de que sus jugadores jamás de los jamases hacen pupa y si la hacen es sin querer y hacer creer al resto de espectadores aficionados al fútbol que sus opiniones sagradas cuentan con el apoyo popular.

Para ser testigos de la estrategia del lavado de imagen en acción no hay más que sentarse un rato delante de la TV, escuchar la radio o leer cualquier diario, no hace falta ni que sea deportivo, publicado desde el “agujero del Donut”.

Anuncios

Una respuesta to “Lavado de imagen: Nunca el juego sucio tuvo la cara tan limpia”

  1. KINUT Says:

    LA CAVERNA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: