Archive for 15/04/10

Plaga de ratas en Plaza Nueva. ¿Vuelven?.

15 abril 2010
Plaga de ratas en los arriates de la Plaza Nueva
Una rata salta en la Plaza Nueva a plena luz del día.

GLORIA GAMITO. SEVILLA
Publicado Jueves , 15-04-10 a las 07 : 37
Desde hace unos tres meses la Plaza Nueva, el corazón de la ciudad, tiene un nuevo aliciente «turístico»para horror de propios y visitantes: son las ratas que conviven pacíficamente con palomas, gorriones e incluso con las personas que se sientan a descansar en los bancos. Las que ayer por la tarde fotografió Gogo Lobato son muy pequeñitas. Dice Luis Jiménez Sánchez, propietario del quiosco «de la Tina», y vigía de la Plaza Nueva, que son tan chicas, porque son las nuevas camadas que han nacido hace poco. «Hay varios cientos».

Y es que las han visto de todos los tamaños: «Algunas son como gatos, como una que vimos en la zona del Hotel Inglaterra. Otras son medianas y las hay también chicas, recién nacidas». Aunque se ven sobre todo en los arriates de la zona izquierda, junto al tranvía si miramos desde el Ayuntamiento hacia el Hotel Inglaterra, están en los de toda la plaza.

Ayer por la mañana acudieron operarios del Servicio Reur 72, así como de Lipasam y de Parques y Jardines. Cortaron ramas y echaron veneno. Dice Luis «el de la Tina» que por la mañana no se han visto pero a media tarde, sobre las seis y cuarto, salieron como si tal cosa.

Son ratas pequeñitas que se cuelan entre los pies del público y comen tranquilamente junto a los cochecitos de los bebés como ayer comprobó ABC. También comparten almuerzo en ejemplar convivencia con palomas y gorriones. Explica Luis que desde hace varios días y viendo que el problema aumentaba lo ha dicho «a todos los políticos que he podido» para que se le diera una solución. Su denuncia pública obedece al miedo de que puedan morder a un niño: «Hasta ahora son pacíficas y no atacan porque nadie se mete con ellas y tienen comida en abundancia. Pero me da miedo que a un niño se le caiga una pelota a un arriate, tire de ella y una rata le muerda».