AVES DE RAPIÑA

La hipocresía respira, vive, humea, se alimenta en cada uno de nosotros, en tu mujer, en tu amigo, en el trabajo, en el burdel. Te empapa como una baba viscosa de la que no te puedes deshacer. Al principio pensabas que era desamor o quizá desazón o pudiera  ser que sólo fuera el sentimiento de fracaso que lleva ahogándote desde quién sabe cuando.

A veces uno cree que puede huir de ella: el alcohol, el sexo, la evasión, la música… las palmaditas en la espalda de tu astuto jefe…no, no seas iluso, sabes que nunca te abandonará porque, por mucho que lo intentes, la hipocresía eres tú.

3 comentarios to “AVES DE RAPIÑA”

  1. Jacques Says:

  2. antoniomili Says:

    jajajajajajajajajajajajajja, buenisimo jacques

    Un saludo.
    By: Antonio García Tabares

    “16”

  3. RABIOSO Says:

    Ayer lo ví en la tele, en clan. Buenísimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: